Uso de mascarilla obligatorio en centros sanitarios a partir del 8 de enero de 2024

Share

 

CSIF TE INFORMA

Uso de mascarilla obligatorio en centros sanitarios a partir del 8 de enero de 2024.

Se ha dictado por el Director General de Salud Pública, la Resolución de 8 de enero de 2024, por la que se refuerzan medidas de prevención y control frente al incremento de infecciones respiratorias agudas y se regula el uso de mascarillas en centros sanitarios.

Anteriormente, informamos sobre Normativa BOE 5-7-23: declara el fin de la crisis sanitaria del COVID-19 y elimina la obligatoriedad de las mascarillas, además de otras medidas.

CSIF

Descargar cartel de Canarias Saludable.

 

Extracto de la Resolución:

RESOLUCIÓN

En la Orden SND/726/2023 del Ministerio con competencias en sanidad, de 4 de julio, se declaró el fin de la obligatoriedad del uso generalizado de las mascarillas en los centros sanitarios y se especificaron las situaciones en las que se debía reforzar su utilización a través de unas recomendaciones emitidas desde la ponencia de Alertas y Planes de Preparación y Respuesta (disponible en Recomendaciones_uso_mascarillas_Mayo_2023.pdf)

En este documento se señalaba que, ante un posible contexto epidemiológico desfavorable con alta transmisión comunitaria de una infección de vías respiratorias, deberá considerarse el reforzar el uso de mascarillas, como una de las medidas más eficaces dentro del conjunto de medidas de prevención y control de la infección.

Por este motivo, se considera pertinente:

● El uso obligatorio de mascarilla en centros sanitarios asistenciales (hospitales y atención primaria), con el objetivo de reducir la transmisión de estos virus y proteger a las personas con riesgo de complicaciones asociadas a infección que acuden a estos centros o se encuentran hospitalizadas, además de proteger la salud de los trabajadores sanitarios.

Esta instrucción se acompaña de una serie de medidas recomendadas que refuerzan la prevención y control de este tipo de infecciones, tanto en ámbito comunitario como ámbito sanitario, y que son:

1. Recomendar a la población general la utilización de mascarilla ante la presencia de síntomas de infección respiratoria, ya que la responsabilidad ciudadana tiene un papel fundamental en la reducción de la transmisión de las infecciones respiratorias. Es importante mantener la cultura de responsabilidad adquirida en los últimos años, y continuar alentando a la población a utilizar mascarillas y reducir el número de interacciones sociales ante la presencia de síntomas compatibles con de infección respiratoria aguda, así como el uso de la etiqueta respiratoria (utilización de pañuelos desechables al estornudar o bien realizarlo en la flexura del codo).

2. Incrementar las tasas de vacunación antigripal y frente al SARS-CoV-2 en la población con indicación vacunal. La vacunación frente a gripe y a COVID-19 es una medida fundamental para reducir las complicaciones y gravedad de estas infecciones, por lo que se recomienda su administración en todos los grupos de riesgo para los que está recomendada, especialmente en una temporada de alta incidencia como la que estamos experimentando.

En el momento actual, se continúa recomendando la vacunación de gripe y COVID-19 a la población que con mayor probabilidad puede tener enfermedad grave tras una infección por virus de la gripe y SARS-CoV-2 (sobre todo, personas de 60 y más años de edad, aquellas que residen en instituciones, embarazadas y aquellas con condiciones de riesgo y sus convivientes), así como a las personas que por su situación laboral se consideran importantes para reducir el impacto y el mantenimiento de servicios críticos y esenciales a la comunidad.

Se recomienda también la administración de nirsevimab en la población infantil diana en esta temporada 2023-2024, es decir, población con algo riesgo de enfermedad grave por VRS, recién nacidos y menores de 6 meses.

Dada la situación epidemiológica actual y el hecho de que es previsible que sigamos durante unas semanas en cifras elevadas de circulación del virus de la gripe, deberán intensificarse los esfuerzos de vacunación realizando llamamientos especiales y flexibilizando las vías de acceso de la población susceptible de vacunación, para tratar de alcanzar cifras equiparables a los dos últimos años. Desde el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud se publicaron las recomendaciones frente a gripe y COVID-19 en la temporada 2023-2024.

3. Fomentar las medidas higiénicas y asegurar una adecuada ventilación de espacios interiores:

Se debe continuar fomentando las medidas higiénicas en los centros sanitarios y garantizando una correcta ventilación de espacios interiores, medida que ha demostrado una gran eficacia para reducir el riesgo de transmisión de infecciones respiratorias.

Esta resolución de obligatoriedad y las recomendaciones posteriores deben tomarse como un paquete de medidas que deben aplicarse de forma conjunta para lograr los efectos de prevención y control deseados, teniendo efecto al día siguiente del día de la firma.


 

Descargar la Resolución de DGSP de 8/1/2024 (uso de la mascarila).

 


 

Más información en:


 
Canarias, a 8 de enero de 2024.

CSIF, sector autonómico de Canarias

  masinfomini buzonsugerenciasmini listadistribucionmini  

Share