CSIF. Ganadoras/es del Concurso de Microrrelatos: “Por la Igualdad y Contra la Violencia Machista 2023″

Share

 

CSIF TE INFORMA

CSIF. Ganadoras/es del Concurso de Microrrelatos: “Por la Igualdad y Contra la Violencia Machista 2023″.

Con motivo de la conmemoración del Día Internacional para la eliminación de la Violencia contra las Mujeres, 25 de noviembre de 2023, CSIF ha convocado un concurso de Microrrelatos: “Por la Igualdad y contra la violencia machista 2023”, con la finalidad de sensibilizar respecto a la igualdad entre mujeres y hombres y la importancia de la erradicación de la violencia de género.

CSIF

Desde CSIF agradecemos la participación a las más de 400 personas que se han animado a participar y ponemos en valor la calidad de los microrrelatos recibidos.

Remarcamos la importancia de educar en Igualdad, así como de formar y concienciar a toda la sociedad sobre la lacra de la violencia machista.

El jurado, teniendo en cuenta la utilidad del microrrelato para la sensibilización en favor de la igualdad entre mujeres y hombres, así como la prevención y erradicación de la violencia de género, ha decidido que los microrrelatos ganadores sean:

  • Primer premio:Hasta que mis ojos dejaron de brillar”. Autora: Ana Pérez
  • Segundo premio:Una entrevista cualquiera”. Autora: Rocío González
  • Tercer premio:Es normal”. Autor: Domingo Torrente

Desde CSIF seguimos trabajando por erradicar la violencia de género. Recordamos que nuestras sedes de toda España están habilitadas como “Punto violeta contra la violencia machista” y además contamos con el trabajo de los delegados y delegadas sindicales en cada centro de trabajo. Detener la violencia machista, eliminar de la vida cotidiana expresiones y actitudes que atentan contra la mujer por el hecho de serlo y acabar con los roles que perpetúan la discriminación y la cosificación de las mujeres en todos los ámbitos, es cosa de todos y de todas.

  • Primer premio:Hasta que mis ojos dejaron de brillar”. Autora: Ana Pérez

Le gustaba el brillo de mis ojos, los hoyuelos que me salían cuando no paraba de reír. Le gustaba mi forma de vestir, mi manera de caminar, mi capacidad de ilusionarme por todo. Le gustaba que le acompañara por las mañanas a dar un paseo, que pasara las tardes con mi familia y disfrutase las noches con mis amigas.
Pero parece que algo hicieron mal mis amigas que yo no me di cuenta. De repente solo le gustaba que le acompañara por las mañanas a dar un paseo y que pasara las tardes con mi familia. Las noches mejor en casa, a veces él me acompañaba y otras lo veía ya en el paseo de por las mañanas.
Pero parece que algo hizo mal mi familia que yo no me di cuenta. De repente solo le gustaba que le acompañara por las mañanas a dar un paseo. Las tardes y las noches mejor en casa, a veces él me acompañaba y otras llegaba en plena madrugada.
Pero parece que algo hice mal yo que no me di ni cuenta. Aún le seguía gustando mi manera de caminar, aunque no tanto mi forma de vestir. Le seguían gustando los hoyuelos que me salían cuando reía, aunque solo si él era el causante de la sonrisa.
No sé en qué momento cambiaron de dueño las llaves de mi propio cuerpo, las llaves de mi propia alma. No sé en qué momento dejé de ser propietaria de mí misma y pasé a ser mera inquilina. Y qué caro fue vivir en mí desde que yo ya no dependía de mí.
Pero parece que algo hizo mal.
Le gustaba el brillo de mis ojos hasta que mis ojos dejaron de brillar.

  • Segundo premio:Una entrevista cualquiera”. Autora: Rocío González

–Buenas tardes. Usted es… el espíritu de las mujeres, ¿verdad?
–Buenas tardes. Sí, correcto, soy yo.
–Muy bien, bienvenida a la entrevista. Háblenos un poco de usted.
–Gracias, intentaré resumir. Recibí dos Premios Nobel, uno de Física y otro de Química, siendo la primera mujer profesora en la Universidad de París. Fui promotora del movimiento feminista del siglo XX y también revolucioné el mundo de la moda. Intenté el primer viaje aéreo alrededor del mundo y fui pionera en la lucha por la igualdad de derechos. Defendí la causa de las personas indígenas en México para, después, negarme a ceder el asiento a un hombre blanco en un autobús. Fui responsable de contribuciones importantes sobre el ADN y el ARN, y también escribí un diario que fue símbolo de la lucha contra el nazismo. Di vida en el cine a una de las primeras feministas de su historia en una galaxia muy, muy lejana. Gané el Premio Nobel de la Paz a los 17 años y también tuve una exitosa carrera en el mundo de la aviación espacial. Fui pionera en la medicina estadounidense e inventé el láser que sirvió de base para el de alta intensidad. Fui la madre del álgebra abstracta, la primera ingeniera de software y la primera programadora informática. Participé en la fundación de la Asociación Americana para el Avance de las Mujeres y desarrollé la tecnología precursora del Wifi. Más recientemente, fui la primera mujer española miembro de la Academia Nacional de Ciencias de EEUU, formé parte del movimiento «Me too» y he tenido que luchar por mis derechos como futbolista ante el acoso y la coacción.
–Muy interesante todo, sí señor. Y entrando más en detalle respecto al puesto de trabajo, ¿tiene pensado quedarse embarazada a corto plazo?

  • Tercer premio:Es normal”. Autor: Domingo Torrente

—Pero es normal, tía. Él me quiere mucho.
—Leire, si te quisiera tanto jamás haría eso.
—Tú no puedes entenderlo, nunca has tenido novio.
—Creo que eso no tiene nada que ver. Nadie tiene que ponerte la mano encima. Solo tienes catorce años, no puedes permitirle eso.
—Pero ¡¿qué estás diciendo?! ¡Solo me ha dado un empujón! No me ha pegado, se te va la pinza viendo tantas noticias en internet.
—¿Un empujón por decirle que quieres salir esta noche con tu amiga? ¿Te parece poco?
—Tía, si lo sé no te lo cuento. Me estás rayando.
—Pues lo siento por ser tan pesada, pero primero fueron tus faldas, que eran muy cortas. Después, que solo te maquillaras cuando quedaras con él. Hace dos semanas te dijo que no salieras con Lucía porque como no tiene novio solo salís a buscar. Y ahora no te permite ir al cine conmigo en el día de mi cumpleaños. ¿En serio no lo ves?
—Sí que me deja ir contigo. Simplemente, él había pensado en dar un paseo por la Rambla y le ha fastidiado que no le avisara antes, nada más. Además, yo también le he empujado después.
—Pero Leire…
—¡Ya basta! Creo que será mejor que vayamos al cine otro día. Para que me estés comiendo la cabeza me quedo en casa.
—Como quieras.
…Cinco minutos después…
—Ya está, cariño. Sí, se ha ido. Estoy esperándote en el parque como me dijiste. ¿Aún sigues enfadado?


 


 

Más información en:

 
Canarias, a 24 de noviembre de 2023.

CSIF, sector autonómico de Canarias

  masinfomini buzonsugerenciasmini listadistribucionmini  

Share