Excedencia/Licencia sin retribución

Licencia sin retribución:

Licencias:

1. LICENCIA POR ESTUDIO:
a) Regulación: prevista en el artículo 48.1 LFPC, es aplicable sólo al personal funcionario.
El Consejero podrá conceder licencia para la realización de estudios sobre materias directamente relacionadas con el puesto de trabajo. Si esta licencia se concede por interés propio de la Administración, lo que exigirá resolución motivada, el funcionario tendrá derecho a percibir todas sus retribuciones. En otro caso, no percibirá retribución alguna. De estas licencias se dará cuenta a la Comisión de la Función Pública Canaria.
b) Consideraciones generales:
– La concesión de esta licencia alcanzará exclusivamente a los estudios que se realicen para consolidar o aumentar la formación del empleado público en relación con las funciones desempeñadas en el puesto de trabajo.
– El personal eventual y el interino no podrá disfrutar de esta licencia (artículo 69.2 LFPC).
– Por lo que respecta a los cursos de formación y perfeccionamiento que se celebren en todo o en parte fuera de la jornada laboral y que el empleado público solicita realizar, si bien no cabe compensación económica o de horarios, la Administración debe facilitar la asistencia a los mismos. En relación con ello, la formación debe realizarse preferentemente en horario laboral de conformidad con lo dispuesto en el artículo 14 g) del EBEP.

 

2. LICENCIA POR ASUNTOS PROPIOS:
a) Regulación: es aplicable al personal funcionario únicamente y se encuentra regulada en el artículo 48.2 LFPC.
Podrán concederse licencias por asuntos propios, sin retribución alguna, y cuya duración acumulada no exceda en ningún caso de once meses cada dos años. La concesión de esta licencia se subordinará a las necesidades del servicio.
b) Consideraciones generales:
– La licencia no se ha de prolongar más allá de los días estrictamente solicitados, siempre que el disfrute de la licencia no se realice con intercalación alguna de días, es decir, solicitando determinados días hábiles pero excluyendo los no laborales intermedios, y no se desprenda de la solicitud la pretensión de realizar un abuso en la utilización de la misma.
– El personal eventual y el interino no podrá disfrutar de esta licencia (artículo 69.2 LFPC).

 

3. LICENCIAS NO RETRIBUIDAS:
Regulación: es aplicable sólo al personal laboral y se encuentra prevista en el artículo 20 CCol.
– Los trabajadores tienen derecho a la concesión de licencias sin sueldo por una duración no inferior a siete días ni superior a once meses, siempre que se solicite con una antelación mínima de quince días.
– La duración acumulada de esta licencia no podrá exceder de once meses cada dos años.
– Las licencias sin retribución constituyen una causa de suspensión del contrato de trabajo que conlleva la disminución del tiempo de descanso anual y que no se compute el tiempo de la licencia a efectos de antigüedad.

 

←Volver a Permisos/Licencias ↑ Regresar al inicio de la página


Excedencia:

Cinco modalidades de excedencia

La primera de las modalidades de excedencia de los funcionarios recogida en el Estatuto Básico del Empleado Público es la excedencia voluntaria por interés particular. Esta excedencia es posible solicitarla por aquellos funcionarios que tengan una antigüedad mínima de cinco años de servicios prestados en la Administración Pública. No es necesario realizar ninguna justificación para solicitarla, ya que el funcionario puede pedirla por cualquier motivo. El otro requisito exigido es que no se puede estar incurso en ningún expediente disciplinario. No genera ningún derecho económico ni administrativo. Para poder pedir el reingreso deben pasar dos años desde su concesión.

 

La excedencia voluntaria por agrupación familiar también se recoge en el EBEP. Para poder solicitarla es necesario que el cónyuge viva en otra localidad y desempeñe un puesto de funcionario de carrera de cualquier Administración Pública. No hay periodo de servicios previos para su petición y se establece que su duración no será menor a dos años, ni mayor a quince. Durante el tiempo que el funcionario esté en esta situación no devengará retribuciones ni generará otros derechos, como trienios.

 

Otra modalidad es la excedencia por cuidado de familiares. Esta opción es posible solicitarla para el cuidado de familiares hasta el segundo grado que no puedan valerse por sí mismos, o para el cuidado de hijos desde su nacimiento hasta la edad de 3 años. El período de duración máxima es de tres años. A diferencia de otras modalidades de excedencia, en ésta, el tiempo se computa a efectos de trienios, carrera administrativa y demás derechos. El puesto de trabajo es reservado durante los dos primeros años, pasado ese tiempo y hasta finalizar el periodo de excedencia, se reserva un puesto en la misma localidad y con el mismo nivel retributivo.

 

Por último se recoge la excedencia por violencia de género en la que no se exige un periodo previo de servicios prestados, ni se establece un límite en su duración. El derecho a reserva del puesto puede llegar a ser de hasta 24 meses, según las condiciones de cada caso. Otra modalidad de excedencia, no recogida en el EBEP, es la excedencia voluntaria por prestación de servicio público, que se da cuando un funcionario aprueba otra oposicióndistinta y al no poder ser titular de las dos plazas, debe pedir excedencia en una de ellas.

 

←Volver a Permisos/Licencias ↑ Regresar al inicio de la página

 


Reingreso al servicio activo:

 

←Volver a Permisos/Licencias ↑ Regresar al inicio de la página

 

CSI·F, sector Autonómico de Canarias

Share